Archivo de la etiqueta: Raul Loayza

Arte y Ciencia: Centenario de M. C. Escher

Alta Tecnología Andina, en coordinación con la Universidad Peruana Cayetano Heredia organizaron en julio de 1998 un ciclo de conferencias y exposiciones en conmemoración del Centenario del artista gráfico holandés M. C. Escher. El evento tuvo por objeto desarrollar en el Perú un mayor conocimiento en torno a las relaciones entre el arte y la ciencia.

Presentación del Programa

Ciclo de Conferencias (6 al 8 de julio, 1998, auditorio de la Casa Honorio Delgado de la Universidad Peruana Cayetano Heredia)

¿Quién fue M.C. Escher?

Maurits Cornelis Escher es considerado por muchos el artista gráfico más popular de nuestro siglo.  Sin embargo, la popularidad de sus obras no se deben tanto a su belleza gráfica, sino, a su expresión artísitica que requiere una manera de pensar que no se encuentra comúnmente. Sorprendentemente sus trabajos han sido muy apreciados.  De lúcida y singular manera, hizo ver a su público algo sobre ellos mismos, algo que los tocaba profundamente.  Escher no buscaba la belleza estética; su obra gráfica no fue creada con la inteción de gustar (lo bello), por esto casi siempre se sentía de alguna manera fuera de lugar entre sus colegas artistas: ellos buscaban principalmente lo “bello”.  Escher aspiraba a capturar lo interesante, induciendo un sentimiento de interés en su audiencia. Es por ello que se definía asimismo como un artista gráfico con “corazón y alma”.

Comité Organizador del Centenario de M.C. Escher

Raúl Loayza (Coordinador), José-Carlos Mariátegui (ATA), Jaime García Sócola (UPCH), Pedro Pablo Alayza (Museo de Arte de Lima), Jorge Villacorta y Adolfo Castillo.

Escher Hoy

Escher Hoy

por Raúl Loayza y José-Carlos Maríategui

Hace menos de un año nos reunimos un grupo de personas para pensar en el homenaje a uno de los artistas del que hemos visto sus obras en los libros de matemáticas, pero del que posiblemente nadie conocía su nombre.  M. C. Escher, uno de los artistas gráficos más geniales de nuestro siglo es también uno de los creadores más radicales.  En un siglo de vanguardias, postmodernismos y revoluciones científicas, Escher nos ha enseñado la importancia y sentimiento que puede mostrar un artesano de la vida, un hombre que solo busca mostrar a su público diversos sentimientos muy internos que se encuentran en nuestra naturaleza.

La obra de Escher es justamente la que nos llega muy adentro, es la matemática de lo bello sin serlo.  Hay suficiente información humana en su obra que sería difícil incluirlo dentro de alguna de las corrientes del arte de nuestro siglo.  Como buen artesano, conoce del arte y oficio de mostrar lo que siente, y podriamos más bien incluirlo dentro de un tipo especial de artista, el que ama igual al arte como a la ciencia.

Justamente fue en la época de Escher en que el arte y la ciencia se distanciaron mas, cuando al principio habían sido UNO.  Gracias a las nuevas tecnologías el arte y la ciencia se están empezando a unir de nuevo.  Escher hizo de la bidimensionalidad muerta del papel una tridimensionalidad única, aparente, compleja, re-creo los orígenes del caos con sus imágenes infinitas, y no será el primero, pero sí el más evidente.

Los escherianos como Bruno Ernst, Oscar Reutersvard, Roger Penrose, Sandro del Prete o Jos de Mey, han utilizado a Escher como inspiración, tanto en el aspecto artístico como científico.  Ciertamente el futuro esta dado en como podemos unir estas dos areas, y formarlas otra vez como un UNO.

Lo increíble es lo que hace pensar en muchas de las cosas más complejas de los sistemas vitales.

Lo increíble no es una forma de organización, es una forma de actuar.  En la vida no se sabe que es lo bueno y que es lo malo.  Volar y crecer, volverán los días en que la evolución no mate a los más débiles.  Razonar para pensar, o pensar para reflexionar, o mas que nunca el filosofar no es una condición del ser sino del crear.  Quienes se preocupan por la actualidad, desvían su mirada a los desarrollos de la cognición, computación, economía, biología, matemática y las neurociencias.  Abiertamente el futuro está en la búsqueda del entender cómo estas nuevas formas que aun no se ven reales sino como modelos teóricos complejos servirán para un mejor desarrollo humano.

El comité organizador de este evento quiere agradecer muy especialmente a Bruno Ernst, amigo de M.C. Escher quien nos alentó desde un principio en esta idea.  También al Chairman de la Fundación M.C. Escher, Willem Velhuysen, quien nos autorizó a reproducir las imágenes de Escher y con quien esperamos organizar para 1999 una exposición de obras originales de M. C. Escher en Lima.  A nuestros conferencistas Alberto Cordero y Leopoldo Chiappo, así como a nuestros comentaristas Francisco Miro-Quesada Cantuarias, Fernando de Szyszlo, Jorge Villacorta y Jorge Arévalo.   También a nuestro distinguido invitado internacional, el Dr. Nadrian Seeman, del Departamento de Química de la Universidad de New York.  Por último al excelentísimo Señor Embajador de la Real Embajada de los países bajos en el Perú, Steven Ramondt, y al servicio diplomático de ese país en Lima y Buenos Aires.  Este evento inicia en Lima los homenajes a Escher por sus 100 años.